Pedagogía

Junto con los dos grandes pilares de la educación activa que constituyen los/as acompañantes y un ambiente seguro y rico , es necesario tener en cuenta innumerables aspectos para propiciar un crecimiento armonioso del niño o niña .

  1. Ritmo natural del aprendizaje . No sólo es esencial el espacio físico, sino también el temporal para vivir interiormente cada fase de desarrollo. Aunque se tienen en cuenta los ritmos habituales de desarrollo observados en la psicopedagogía y que marcan anchas fronteras en etapas de desarrollo ( etapa preoperativa y operativa son las que nos ocupan en Educación Infantil y Primaria ), los niños y niñas son libres de acceder a todo el material de aprendizaje de la escuela sin tener en cuenta a qué nivel está adjudicado apriorísticamente.
  2. No evaluación, sí observación. Dado que en la escuela de Espai Obert La Serra no se hace una programación curricular común a todas las personas que asisten al centro, obviamente se descarta la evaluación externa y se opta por un seguimiento individual descriptivo de la evolución particular de cada niño/a . Por ello se hace necesario un contacto directo de los adultos acompañantes, una mirada atenta y el registro infatigable del quehacer diario. También se anima a cada niño/a de la etapa de Educación Primaria a participar de su propio proceso con un diario donde recoge una hoja de ruta y su valoración con posterioridad.
  3. Libertad y límites. La misma libertad de elección que rige la actividad diaria de los niños y niñas pide el establecimiento de normas de convivencia que garanticen la armonía y la tranquilidad, indispensables para que todos los miembros de la comunidad educativa puedan entregarse al su desarrollo. Entendemos que los límites forman parte de la vida y no se contemplan como una reducción de la libertad de acción sino como condicionante ineludible de la vida física y social.

Basandonos en una perspectiva neurológica y cognitiva, ofrecemos una jornada compactada, pudiendo así respetar los ritmos biológicos tanto de los niños com de los adultos, aprovechando al máximo las propias capacidades.
El rendimiento intelectual es mayor durante las primeras horas del dia, momento en que, tanto los adultos como los niños, estamos mucho más receptivos, activandose de forma progresiva desde la llegada a la escuela hasta su punto máximo de activación a las hores del mediodía. Esto, es debido a motivos fisiológicos que influyen en la concentración. Durante estas primeras horas del día, el aumento de azucar en la sangre y el calor corporal favorecen la concentración y estimulan la capacidad de deducción.
Si queréis saber más os podéis descargar el Proyecto Escolar de Centro de Espai Obert La Serra (en catalán)